Archivos Mensuales: diciembre 2013

¡¡¡Feliz año 2014 a todos!!!

 

Imagen

Quiero desearos un 2014 lleno de éxitos, grandes sorpresas y sobre todo de muchísima salud. Siempre se intentan poner objetivos como dejar de fumar, adelgazar… pero creo que lo primero es lo primero. Todos a ser más positivos ¡¡¡y a sonreír más!!! 

 

Un abrazo enorme a todos mis seguidores!! ¡¡Sin vosotros no soy nadie!!

 

Feliz año nuevo a todos! /Urte berri on danori!

Anuncios

¿De qué se me acusa? De “Cloaking”.

En la web 2.0 no es todo amabilidad, gente que comparte tus enlaces con el fin de ayudarte a difundirlo, palabras de agradecimiento y un sinfín de “me gustas”. Existe, como en todo en esta vida, gente que utiliza “el lado oscuro de SEO” para aparecer más en los motores de búsqueda de Google, es decir, hace “cloaking” (encubrimiento en inglés).


cloaking lado oscuro

¿Cómo lo hacen?

Consiste en mostrarle un contenido diferente a los robots de búsqueda que el que ven los usuarios. Se crea una página web muy optimizada y llena de palabras claves para que las arañas o los robots de búsqueda la indexen con un alta en los buscadores pero cuando los usuarios piden verla se les muestra otra página web diferente.

Anteriormente, estas técnicas se utilizaban en masa y es por ello que muchas páginas obtuvieron un gran número de visitas. Además muchos negocios prosperaron gracias a su gran tráfico por la web. No obstante, Google ha sabido “cortar” estos “caminos ilegales” y la gente que los utilice, está siendo penalizada gravemente.

cloaking

Otros trucos ilegales que se utilizan para mejorar el posicionamiento de las páginas, son las páginas doorway, el texto oculto, las páginas duplicadas, enlaces ocultos, el spam en weblogs y libros de firmas, el abuso de palabras clave y la compra y venta de enlaces.

Todos deberíamos de “jugar limpio” y utilizar el “linking” de una forma correcta. La indexación correcta de las palabras clave son vitales en la web 2.0; cualquiera quiere llegar a los más alto de los buscadores, pero sin hacer trampas; por favor.

Mi primer “BlogCoaching”: “Las Diez Reglas de la Buena Suerte”

Hoy no voy a escribir una entrada relacionada con el marketing, con la publicidad o con las redes sociales; hoy quiero dirigirme a vosotros, mediante una historia que caló muy hondo en mí, y creo que es vital extrapolarla a cualquier negocio, amigos, familia y por lo general a la vida misma.

Todas las acciones que hacemos en nuestras vidas, ocurren por algo y otras ocurren por suerte. Pero, ¿”la suerte” existe porque sí, o por el contrario existe porque nosotros la creamos? Es más, ¿es lo mismo “La Suerte” que “La Buena Suerte”? 

trébol cuatro hojas

En este post, voy a explicarte por qué no es lo mismo La Suerte que La Buena Suerte en diez reglas:

Primera Regla de la Buena Suerte:

“La suerte no dura demasiado tiempo, porque no depende de ti. La Buena Suerte la crea uno mismo, por eso dura siempre”.

Puede que nos toque la lotería y nos podamos comprar infinidad de cosas  que en nuestra vida hubiésemos soñado poder tener. Pero, ¿sabías que el 90% de las personas a las que les toca la lotería, se arruinan? Es simplemente porque la suerte es pasajera. Sin embargo, la Buena Suerte es para siempre, porque la generas tú; puede que heredes por ejemplo,  algo humilde, sencillo, pero que con esfuerzo y sacrificio todo ello se convierta en algo importante y grandioso, y es debido a que la suerte que tienes en este momento, la has creado tú mismo.

Segunda Regla de la Buena Suerte:

“Muchos son los que quieren tener Buena Suerte, pero pocos los que deciden ir a por ella”.

Cuando todo te lo pintan muy bonito, muy fácil y sólo con imaginarlo te sale una sonrisa en la cara, es un gran problema que surge a lo largo de nuestra vida. Para tener  esa Buena Suerte de la que hablamos, ¡NO HAY QUE ESPERAR!, tienes que buscarla, ir hacia ella por que solamente así, crearás más posibilidades para que te toque a ti ser el afortunado y gozar de la deseada Buena Suerte.

Tercera Regla de la Buena Suerte:

“Si ahora no tienes Buena Suerte tal vez sea porque las circunstancias son las de siempre. Para que la Buena Suerte llegue, es conveniente crear nuevas circunstancias”.

Como ya te he dicho antes, para conseguir esa Buena Suerte, hay que ir a por ella, pero, ¿cómo? Creando nuevas circunstancias,  porque si con las anteriores nada cambiaba y era todo igual, sin cambios, ¿qué es lo único que nos va llevar hacia otro camino? ¿hacia la Buena Suerte? la creación de nuevas circunstancias, es decir, generar el camino o por lo menos las intenciones de llegar hacia ellas esforzándote y no quedándote sentado en el sillón de casa.

Cuarta Regla de la Buena Suerte:

“Preparar circunstancias para la Buena Suerte no significa buscar sólo el propio beneficio. Crear circunstancias para que otros también ganen atrae a la Buena Suerte”

Bien es sabido, que en esta vida hay que ayudar a los demás porque si por el contrario solo te fijas en cosas que te benefician a ti, al final te quedarás solo. El ayudar a los demás,¡también atrae a la Buena Suerte! Creando circunstancias para ayudar a otro,  generará otras nuevas para que  te sirvan de ayuda también a ti.

Quinta Regla de la Buena Suerte:

“Si << dejas para mañana>> la preparación de las circunstancias, la Buena Suerte quizá nunca llegue. Crear circunstancias requiere dar un primer paso…¡Dalo hoy!

¿Realmente tienes que esperar a mañana para dar el primer paso? ¡No esperes! Crea hoy las circunstancias para que mañana sea un nuevo día, y la Buena Suerte llegue cuanto antes, porque si de lo contrario no las has preparado, quizá la Buena Suerte pase de largo y no vuelva. Hoy en día, nos quedamos pasmados como pasan las oportunidades delante de nuestra cara, y no estoy dispuesto a que tú también las dejes pasar. ¡Prepárate hoy!

Buena Suerte

Sexta Regla de la Buena Suerte:

“Aún bajo las circunstancias aparentemente necesarias, a veces la Buena Suerte no llega. Busca en los pequeños detalles circunstancias aparentemente innecesarias…, pero ¡imprescindibles!

Puede que creas que lo has hecho todo para que la Buena Suerte aparezca, pero siempre hay detalles de los que puedes beneficiarte y de esa manera lograr una mayor atracción de la Buena Suerte! y no solo eso, sino que gracias a haber hecho ayer lo de hoy, ahora tendrás más tiempo para poder mejorar con detalles tu trabajo o cualquier cosa que quieras hacer, y de ese modo tendrás una mayor satisfacción; ¡te lo aseguro!

Séptima Regla de la Buena Suerte:

” A los que sólo creen en el azar, crear circunstancias les resulta absurdo. A los que se dedican a crear circunstancias, el azar no les preocupa”.

Las personas que actúan esperando a que el azar actúe, nunca creerán que es necesario crear circunstancias  para que la suerte llegué. Por eso, si la suerte no llega, no pasa nada, seguirán esperando hasta el fin de los días. Por otro lado, los que creamos circunstancias, no creemos en el azar, simplemente nos limitamos a crear el camino para que la Buena Suerte llegue hacia nosotros, y da por hecho que llegará; el azar no nos preocupa, porque sabemos que todo esfuerzo tiene su recompensa.

Octava Regla de la Buena Suerte:

“Nadie puede vender suerte. La Buena Suerte no se vende. Desconfía de los vendedores de suerte”.

Como bien nos dice la octava regla, no confíes en alguien que te intente vender suerte. Los que dicen eso lo único que te pueden vender es humo, humo que va a ser perjudicial para ti y para tus expectativas en la vida. Lucha por esa Buena Suerte que buscas y te mereces; sí, puede que tarde, pero desde luego no la tiene ninguna tienda ni marca en el mostrador o en su cartera de productos.

Novena Regla de la Buena Suerte:

“Cuando ya hayas creado todas las circunstancias, ten paciencia, no abandones. Para que la Buena Suerte llegue, confía”.

Nadie dijo que todo fuese de un día para otro. Todo el esfuerzo que pongas en cualquier cosa no tiene porque verse reflejado al día siguiente. Ten paciencia, ¡llegará! mañana, pasado, la semana que viene, el año que viene, ¡da igual! Sigue siendo constante y verás como recoges los frutos.

Décima Regla de la Buena Suerte:

“Crear Buena Suerte es preparar las circunstancias a la oportunidad. Pero la oportunidad no es cuestión de suerte o azar: ¡siempre está ahí!

La suerte es la mezcla entre la oportunidad y la preparación. La oportunidad la creas tú, y nadie más. Los que la esperan sentados no llegarán a conseguir nada.

POR TANTO…

 

¡TÚ DECIDES SER LA CAUSA DE TU BUENA SUERTE!

Espero que este post te haya motivado para seguir hacia delante con otro pensamiento y con el objetivo de conseguir lo que te propones, pero esta vez, generando circunstancias para ello. Tú eres el único que puedes cambiar tu suerte; ¿ De verdad te vas a quedar sentado ahí esperando a ver como llega la suerte? o ¿vas a salir ahí fuera a demostrar al mundo que quieres triunfar? La Buena Suerte te acompañará…Ya lo creo!!!

A %d blogueros les gusta esto: